Últimas
Loading...

¿PRI se espiaba a sí mismo? Difunden archivos de inteligencia sobre AMLO

México dio a conocer el martes numerosos archivos de su antigua agencia de inteligencia nacional que muestran que estaba tan paranoica que incluso espió a miembros del entonces partido gobernante.

El principal expediente fue el que agentes compilaron sobre el actual mandatario Andrés Manuel López Obrador, que perteneció al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las décadas de 1970 y 1980.

El archivo de 63 páginas está conformado por documentos de inteligencia elaborados entre 1979 y los primeros años de la siguiente década por espías de la ahora desaparecida Dirección Federal de Seguridad.

Un número reducido de reportes, incluidos algunos firmados por el titular de la agencia en aquel entonces, afirmaban que López Obrador era un dirigente local del Partido Comunista Mexicano.

Un reporte de 1983 incluso afirma que López Obrador estaba tratando de debilitar al PRI por sus inclinaciones comunistas.

A una pregunta sobre informes similares difundidos en marzo, López Obrador respondió: “No era yo militante del Partido Comunista, pero sí apoyaba yo a los luchadores sociales”.
“Yo siempre les dije aquí que no todo lo que sale en los expedientes de los opositores es cierto”, apuntó.


Sin embargo, López Obrador estaba muy lejos de ser una figura opositora a principios de la década de 1980. Ocupó varios cargos de gobierno en el estado de Tabasco, en el sureste del país. La agencia de inteligencia al parecer envió espías a reuniones políticas para que informaran sobre lo que se decía en ellas.

En un documento, la agencia reportó con aprobación que López Obrador y otros efectuaron una reunión en 1980 para elogiar la política exterior del entonces presidente José López Portillo.

En 1983, López Obrador, que trabajaba en otra agencia gubernamental, solicitó a campesinos que amenazaban con bloquear carreteras conducentes a pozos petroleros estatales que tuvieran “paciencia” porque ya venían en camino programas de asistencia prometidos.

Una década después, López Obrador encabezó furiosas manifestaciones para cerrar pozos petroleros. Abandonó al PRI en 1988.

Ganó la presidencia en julio pasado en su tercer intento. Cuando asumió como mandatario el 1 de diciembre, disolvió el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, que había reemplazado a la Dirección Federal de Seguridad, y ordenó la apertura de antiguos archivos de inteligencia.
Share on Google Plus